Muelas y ruedas de corte

Las muelas se utilizan para realizar tareas de eliminación de material, rectificado, corte, homogeneización, acabado, reparación y afilado. El tipo de sujeción de la muela puede ser de eje o cambio rápido. Las muelas están formadas con un aglomerante que fija las partículas abrasivas en su lugar. El tipo de aglomerante puede ser vitrificado, de silicato, resina, goma, goma laca, oxicloruro o metal. Las muelas que se indican como reforzadas tienen un filamento adicional para una mayor resistencia. La forma de la muela está estandarizada y usa un sistema de numeración de 1 a 50. Las formas más comunes son las siguientes:Tipo 1 - Muela rectaTipo 2 - Muela cilíndricaTipo 5 - Con un lado embutidoTipo 6 - De copa rectaTipo 7 - Con dos lados embutidosTipo 11 - De copa acampanadaTipo 12 - Muela platilloTipo 20 - Con un lado cóncavoTipo 27 - Muela con centro rebajadoTipo 28 - Muela con centro rebajado (cóncava)Tipo 29 - Muela con centro rebajado (convexa)Tipo 35 - Disco montado en placaTipo 50 - Muela montada en placaLa rigidez de la muela se clasifica de la A a la Z, la Z indica la rigidez máxima. Las clasificaciones más altas dan como resultado una vida útil más larga de la muela, pero la velocidad de corte disminuye. Por lo tanto, una calificación más baja es mejor para desbastar materiales más rígidos, mientras que los materiales más blandos se pueden trabajar con una muela de mayor calificación. Los materiales abrasivos comunes incluyen óxido de aluminio, cerámica, circonio de aluminio, carburo de silicio, CBN y diamante. Los grados y granos abrasivos oscilan entre muy gruesos y ultrafinos.

Su carrito está vacío

Arrastre sus productos aqui para añadirlos a su carrito