macho

Los conectores facilitan la conductividad utilizando una amplia variedad de métodos. Los conectores cilíndricos no requieren engarce y cuentan con dos extremos abiertos para alojar un par de cables. Los conectores de tornillo utilizan un tornillo para establecer la conductividad. Los distintos tipos de conectores de tornillo actúan como terminales para brindar conexiones seguras, rápidas y reversibles. De acuerdo con el diseño del conector de tornillo, el cable puede enrollarse debajo de la cabeza del tornillo o sujetarse a metal. Los empalmes traseros cuentan con extremos abiertos para engarce simple y un tope de cable integrado para garantizar la posición correcta. Los conectores de transición crean empalmes entre conductores de distinto tamaño y funcionan de manera simlar a los conectores cilíndricos, con cada extremo diseñado para albergar cables diferentes. Los conectores coleta pueden albergar tres cables en una unidad aislada para configuraciones de conexión adicionales. Los conectores de muelle y de extremo cerrado facilitan las conexiones rápidas a través de torsión simple o engaste. Los conectores de muelle cuentan con un muelle interno para mantener una conexión fuerte.

Su carrito está vacío

Arrastre sus productos aqui para añadirlos a su carrito