Lubricantes

Los lubricantes se usan en una variedad de aplicaciones industriales para reducir la fricción, ayudar en la fabricación y proteger superficies. Los fluidos de metalurgia se usan en aplicaciones de corte, estampado, dibujo y molienda para mejorar la maquinabilidad y facilitar las operaciones de corte. La grasa y el aceite mantienen las piezas lubricadas y las protegen contra el desgaste, con algunas variaciones adecuadas para entornos de alto calor y corrosivos. Están disponibles en formas de atomizador y aerosol para acceder a lugares difíciles de alcanzar y se usan en una variedad de materiales y piezas de trabajo como aluminio, plástico y componentes electrónicos.

Su carrito está vacío

Arrastre sus productos aqui para añadirlos a su carrito