Abrasivos > Abrasivos de lijado recubiertos y no tejidos

Abrasivos de lijado recubiertos y no tejidos

Los abrasivos de lijado se utilizan para aplicaciones generales como preparación, desbarbado, limpieza, acabado y pulido de superficies. Están disponibles en múltiples formas para uso manual o en máquina. Las hojas de lijar, las almohadillas de mano y las esponjas son principalmente para uso manual, mientras que las ruedas solapa, las bandas, los discos y las formas especiales como estrellas, cruces, cuadrados y bandas en espiral están diseñadas para máquinas rotativas portátiles o estacionarias. Los abrasivos recubiertos se forman al unir un mineral abrasivo a un sustrato. Los materiales de sustrato comunes incluyen resina de fibra, tela, papel y película. Los tipos de abrasivos con respaldo de resina de fibra y tela son más duraderos para el trabajo pesado, mientras que los artículos con respaldo de papel son más flexibles y económicos. Los abrasivos con respaldo de lámina son los mejores para el trabajo de acabado fino. En algunos casos están disponibles respaldos impermeables. Los abrasivos revestidos pueden tener un tipo de recubrimiento cerrado, semiabierto o abierto. Las capas de revestimiento cerradas tienen el 100 % de su respaldo cubierto de granos abrasivos. Son los más agresivos pero producen los acabados más finos. Una lámina recubierta semiabierta tendrá una cobertura de grano de aproximadamente el 70 %, mientras que la capa abierta suele tener una cobertura de alrededor del 50 %. Estos tipos de cobertura cortan menos agresivamente pero también producen un acabado más grueso debido a las diferencias de grano. Los abrasivos no tejidos se forman al dispersar granos abrasivos a través de una malla de fibra sintética. Tienden a ser menos agresivos que los abrasivos recubiertos y se suelen emplear para el acondicionamiento superficial y el acabado. Cuando se proporciona una clasificación de densidad, se describe el número de fibras que se han comprimido en la malla. Las densidades más suaves son más flexibles, mientras que los abrasivos de densidad más dura son más agresivos y duran más. Los abrasivos no tejidos son siempre impermeables. Los materiales abrasivos comunes incluyen óxido de aluminio, alúmina zirconia, cerámica, carburo de silicio, talco y diamante. Una amplia gama de granos y grados están disponibles en cada una de las categorías.

Su carrito está vacío

Arrastre sus productos aqui para añadirlos a su carrito